Síndrome de Asperger, ¿qué es?

-Síndrome de Asperger-

Síndrome de AspergerHans Christian Andersen, Albert Einstein, Isaac Newton, Kafka, Tim Barton, Bill Gates, Steven Spielberg, Nikola Tesla y Satoshi Taijari (creador de Pokémon); todos ellos tienen en común que padecieron de Síndrome de Asperger.

Algunos personajes ficticios a los que se les podría considerar con este síndrome, o que comparten algunos de sus síntomas característicos son, Sheldon Cooper (The Big Bang Theory),  L y Near (personajes de Anime Japonés de la Serie Death Note), Gregory House ( House), Temperance Brennan (Bones), Sherlock Holmes o Gil Grissom (CSI: Las Vegas).

Este síndrome (que no es una enfermedad), se encuentra dentro del continuo de los trastornos del espectro autista; se podría decir que es una forma de autismo muy leve y de alto nivel de funcionamiento. No obstante, son muchos los profesionales que lo consideran como una entidad clínica diferenciada del autismo.

Se caracteriza porque las personas con Asperger tienen una gama de intereses limitados u obsesivos respecto a un objeto o tema en particular, esto les hace grandes expertos en esas áreas que son de su interés. Suelen ser personas con una inteligencia normal, o incluso por encima de la media (esto no quiere decir que no haya problemas de aprendizaje).

La parte más afectada es la relacionada con el desarrollo social, pues tienen dificultades para comunicarse e interactuar con los demás, lo que les puede generar problemas de ansiedad o depresión, sobre todo en la adolescencia.

En muchos casos presentan cierta torpeza motora.

Pueden presentar problemas para controlar la ira.

Muestran comportamientos relacionados con rasgos repetitivos o perseverantes.

Son muy inflexibles en sus rutinas, por lo que se alteran con facilidad cuando hay cambios. Tienen rituales poco funcionales.

Tienen tendencia a hablar de manera demasiado formal o monótona. De niños pueden tener retraso en el lenguaje, pero no suele ser clínicamente significativo. Tienen dificultades al interpretar figuras retóricas, sarcasmo, ironías, frases hechas, bromas o chistes, ya que los interpretan de manera literal.

A menudo no tienen conciencia de los sentimientos e intenciones de otros, eso les pueden hacer parecer ingenuos o crédulos, pues tienen dificultades para interpretar todos los detalles que conlleva el proceso de la comunicación.

El estilo cognitivo es diferente, su pensamiento es lógico, concreto e hiperrealista.

Suelen tener asociadas otras patologías como déficit de atención o trastorno obsesivo compulsivo.

Pueden ser vistos como engreídos, egoístas, excéntricos o antisociales, pero eso solo es fruto de la exigencia que les generan las relaciones sociales.

Suelen ser muy nobles, de gran corazón, bondadosos, fieles, sinceros y poseen otros muchos valores que se descubren al conocerles más a fondo.

(A continuación voy a describir algunos de los primero síntomas que se ponen de manifiesto. La presencia de uno o varios de estos síntomas no aseguran la presencia de un trastorno del espectro autista, pero sí es conveniente contactar con un profesional para aclarar las dudas).

De bebés y niños pueden mostrarse muy irritables, no parece que les guste que los lleven en brazos o les abracen, no responden al sonido de la voz, muestran escaso contacto visual al amamantarlos, dificultades en el lenguaje, enfados ante cambios de rutina, movimientos repetitivos, especial sensibilidad a ruidos, sabores, olores o texturas, no juegan o se relacionan con otros niños, no miran hacia donde se les señala, no sonríen cuando miran a la cara de alguien y se llevan mejor con adultos que con niños de su propia edad.

Prevalencia

No hay estudios que reflejen cifras exactas, en parte debido a que es un trastorno relativamente reciente, y por otro lado, debido desconocimiento y a los diagnósticos equivocados, pero se estima que entre 3 y 7 de cada 1000 niños podrían padecer el trastorno. Es más frecuente en varones.

Causas

En la mayoría de casos no hay una causa única definida, pero con mucha frecuencia existe un componente genético en uno de los padres, normalmente suele ser el padre el que presenta síntomas del Síndrome de Asperger.

Diagnóstico

Aunque no voy a detallar ahora los criterios diagnósticos para no extenderme demasiado, me gustaría describir algunos cambios recientes que se han llevado a cabo en uno de los manuales diagnósticos más extendido, el DSM-V.

En el sistema de clasificación del DSM-IV, el Trastorno de Asperger  era, entre otros, un subtipo que pertenecía a la categoría de los Trastornos Generalizados del Desarrollo. Sin embargo, en el DSM-V, esta clasificación desaparece. Se ha sustituido la categoría de “Trastornos Generalizados del Desarrollo” por la de  “Trastornos del Espectro Autista”. Y ahora en lugar de hacer una diferenciación entre los subtipos (trastorno autista, síndrome de Asperger, trastorno desintegrativo infantil y TGD no especificado), la definición diagnóstica del DSM-V describe tres niveles de gravedad en los síntomas y el nivel de apoyo necesario. De esta forma el trastorno de Asperger desaparece en esta clasificación diagnóstica del DSM-V. Además, el síndrome de Rett tampoco forma parte de este sistema de clasificación. Podemos encontrar también otra categoría diagnóstica junto a la del Trastorno del Espectro Autista,  que es la del Trastorno de la Comunicación Social.

No obstante, en la clasificación CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades y Trastornos) promovida por la OMS, el Síndrome de Asperger se mantiene como entidad propia.

Aún hace falta sensibilizar a la sociedad sobre el Síndrome de Asperger, y aprender a detectar los síntomas conductuales ya que fisica e intelectualmente pasan inadvertidos, lo que hace que sea complicado realizar el diagnóstico. Por esto se le conoce también como el Síndrome Invisible.

Finalmente, es importante la identificación de síntomas en las primeras etapas del desarrollo del niño, pero es primordial no quedarnos con lo negativo o las limitaciones de las personas con este trastorno trastorno, sino potenciar todo lo positivo que tienen.

*Si te ha parecido interesante, puedes ayudar a difundirlo compartiendo el artículo.

Acerca de

Psicólogo especializado en Salud Mental y Terapias Psicológicas. Psicólogo Online. Antonio Bravo

Publicado en Infancia y Adolescencia, Psicología para Curiosos
2 Comentarios en “Síndrome de Asperger, ¿qué es?
  1. Bea dice:

    Muy interesante, el artículo. Este síndrome no es muy conocido, aunque se empieza a oír hablar de él. Lo explicas de forma clara, como siempre. Gracias por tratar todos estos temas, como lo haces. Un beso!

  2. Daljot dice:

    Cuando tratamos con personas con comportamientos peculiares, automáticamente las rechazamos sin ahondar en los posibles motivos. Mirémonos con más amor y comprendamos mejor al otro.
    Sat Nam

Deja un comentario