Estrés PostVacacional: con chanclas y a lo loco

estrés postvacacionalSi llegas a la oficina, abres el maletín y encuentras la pala y el rastrillo de tu hijo, puede ser uno de los síntomas que indiquen que padeces estrés postvacacional. Seguro que os suena el concepto de “síndrome o depresión postvacacional”. Y es lo que voy a tratar en este artículo, pero yo haré referencia a ello como estrés postvacacional, pues no se trata de una enfermedad, y existen diferentes opiniones acerca de si se lo puede o no, considerar como un síndrome. Yo considero que estamos básicamente ante un proceso de adaptación, de ahí que lo llame estrés postvacacional. Este proceso hace referencia a la readaptación a las obligaciones laborales o escolares, tras un período de vacaciones, por el cambio de vida que ello supone.

El estrés es un proceso normal cuando el cuerpo tiene que adaptarse a las exigencias de un nuevo entorno o situación. Esto implica una serie de cambios a nivel físico, mental y conductual (mayor activación fisiológica, mayor concentración, etc.), que ayudan a dar respuesta a las demandas. Sin embargo, aunque el estrés es un proceso normal, si es muy intenso, si las reacciones son muy intensas o si se mantienen durante mucho tiempo, es cuando comienza a suponer un problema y comienzan a aparecer síntomas del estrés (dolores de cabeza, insomnio, problemas de atención y memoria, apatía, aumento de malos hábitos de vida, dolores musculares, etc.).

A continuación me centraré en el estrés postvacacional. Es normal que en los primeros días el rendimiento se vea afectado, y que aparezca desmotivación, desinterés, cansancio o estado de ánimo ligeramente más bajo. Sin embargo, hay personas a las que les puede afectar de forma más severa, por diferentes motivos (que no les guste su trabajo, que no hayan descansado bien en las vacaciones, mal ambiente laboral, vuelta a la rutina, retomar las responsabilidades, desempleo, que padezcan de algún trastorno depresivo o de ansiedad, etc.).Y es por ello que no está de más conocer algunas pautas para hacer más llevaderos estos días o semanas de readaptación.

Pautas para superar el estrés postvacacional

  1. Vuelve uno o dos días antes de la reincorporación al trabajo.
  2. Duerme en torno a las 8 horas.
  3. A ser posible, empieza realizando las tareas más sencillas y placenteras primero, para después ir abordando las más importantes.
  4. Realiza actividad física.
  5. Corta con la queja permanente y los pensamientos negativos recurrentes.
  6. Organiza tu tiempo para buscar tiempo libre.
  7. ¡Huye de la rutina! Y si no puedes, hazla un poco más llevadera.

Para finalizar, ¡no le des mayor importancia! En todo período de adaptación es completamente normal sentir los síntomas descritos anteriormente. Aunque si se alargan más de las dos semanas, sería bueno revisar de forma más concienzuda qué te mantienen con bajo estado de ánimo o estrés elevado. Ya que pueden ser factores que estuviesen ahí antes de las vacaciones, por lo que sería saludable ponerle remedio a ese estado de malestar.

Acerca de

Psicólogo especializado en Salud Mental y Terapias Psicológicas. Psicólogo Online. Antonio Bravo

Publicado en Estrés, Ansiedad y Depresión
4 Comentarios en “Estrés PostVacacional: con chanclas y a lo loco
  1. Andrea dice:

    Me sucede todos los años al regresar. Es duroooo!!! Gracias por tus tíos!!
    Saludos!!

  2. Andrea dice:

    Perdón, era gracias por tus típs !!! Jaja

  3. Bea dice:

    Por mucho que nos preparemos para la vuelta a la rutina, siempre nos cuesta, la verdad. Pero también es verdad que, siguiendo esas pautas, puede ser mas llevadera. Saludos!

  4. Daljot dice:

    Lo ideal sería abordar con el mismo amor y entusiasmo todos los ámbitos de nuestra vida, tanto las obligaciones como las devociones. Tarea difícil… ; se agradecen las recomendaciones. Sat Nam!

Deja un comentario